Blog

Ferran Pi Roca
16/05/2019
8TEAL No hay comentarios

Transformación de la Pyme.

 

La Transformación de Dani.

Dani García es un respetado chef andaluz que ha trabajado muy duro toda su vida. Dirige un grupo que actualmente engloba el restaurante gastronómico Dani García (con tres estrellas Michelin), los restaurantes BiBo Marbella y Madrid, Lobito de Mar, el catering Eventos Dani García que opera en todo el territorio nacional, el Atelier (laboratorio de ideas del chef en Marbella y espacio para eventos) y la Fundación Solidaria Dani García.

Ellos son un ejemplo de transformación digital de un sector tradicional: facturaron 18,2 millones de euros el pasado año, de los cuales 330.000 euros fueron de clientes que reservaron a través de la página web del grupo. En la web se ubican, además del sistema de reservas, todas las cartas de sus restaurantes con una explicación de las características de cada uno. Las previsiones de las ventas digitales apuntan a un crecimiento en los próximos meses y acorde al cambio de costumbres de los clientes.

Dani partió concienciando una realidad: de que su clientela ya es digital, por lo que cada segundo que perdía en empezar la transformación era un segundo en el que perdía competitividad. Analizó cuál era su punto de partida: cómo estaba haciendo las cosas, cómo eran sus procesos de trabajo, qué servicios tenía y estudió qué alternativas digitales eran las adecuadas y ser aplicables para mejorar y sustituir lo que tenía.

Por supuesto tuvo una transición. Tuvo que trabajar con todo su equipo para incorporar el nuevo reto, liderarlo y administrarlo. Se decidieron las mejores herramientas para sus necesidades y se planificaron las necesidades de personas, internas o externas, que debían colaborar en el proyecto. Se trataba de ajustar todo según unos objetivos y unos resultados claves que permitieran alcanzarlos. Para todo este proyecto transformador se han necesitado expertos en marketing digital, e-commerce, experiencia de usuario, gestión digital, comunicación digital, web, web móvil, big data y desarrollo organizacional.

Después hay que ir optimizando: recoger datos, analizar resultados e ir tomando decisiones. Se revisan los resultados claves y se hace un seguimiento de las responsabilidades. Se evalúa la estrategia para ajustarla a cualquier nueva realidad.

Este esfuerzo de transformación digital le permite al Grupo de Dani García, además de la facturación y beneficios, una mejor comprensión de sus clientes y clientas gracias al análisis de los datos que le aportan las nuevas tecnologías y adaptar la oferta de sus platos y servicios en función de los resultados.

La web y aplicaciones le permite tener más puntos de contacto: se multiplican las oportunidades de llegar a su clientela. Antes sólo se podían hacer reservas por teléfono y en horario de trabajo. Ahora la interacción es constante las 24 horas del día y aunque los restaurantes hayan terminado su jornada laboral.   

Posee también mejores herramientas comerciales: gracias a vídeos, fotografías y presentaciones atractivas y menos intrusivas que permiten estimular la venta digital a cualquier hora que la clientela desee.

A su vez, dispone de herramientas digitales para monitorizar y obtener datos y estadísticas de comportamiento y resultados. Puede saber qué acciones han funcionado mejor y cuáles hay que corregir. También le permite redefinir tareas y automatizar aquellas que sean más rutinarias y dedicar ese tiempo a que las personas realicen tareas más productivas y estratégicas.

Este es un ejemplo que se puede replicar a cualquier comercio, restaurante o pyme de cualquier sector.

Pero todavía son muchas las Pymes, en cualquier sector, donde hay dificultad para el primer paso: la concienciación.  No se trata sólo de “adecuarse” digitalmente. Se trata de “transformarse” como organización. En la digitalización se sustituye los procesos analógicos por sus equivalentes digitales, pero ello también supone cambios no menores en los procedimientos laborales, liderazgo, cultura de empresa, formas de comunicación y prestación de servicios a la clientela.

 

¿Estamos preparados?

El mundo es digital: Se calcula que en el año 2020 habrá más de 24.000 millones de dispositivos conectados a internet. O nos digitalizamos o nos extinguimos. Y atención: No llega al 25% de los españoles los que están preparados para este futuro (OECD Skills Outlook 2019).

Las empresas también están muy desfasadas con el emprendimiento de acciones de transformación digital comparando con el resto de países desarrollados.

Atraer a nuestra empresa al talento adecuado y con las competencias para liderar y transformar la empresa es muy importante una vez tengamos conciencia de que las cosas hay que hacerlas de otra manera aunque hasta ahora nos haya ido bien. Porque hay que empezar de cero. Resetear todo y empezar de nuevo.

Las que pintan bien son el 95% las empresas emergentes: tienen un plan de negocios digital y también lo tienen el 87% de las empresas con más de 50 años de historia (con esa edad han demostrado ser empresas resilientes y capaces de enfrentar los cambios).

Los expertos aseguran que las pequeñas empresas continúan esperando a que sean otros los primeros en adoptar las nuevas herramientas y cultura a sus negocios. Adaptarse al enorme cambio que supondrá la implementación de un modelo productivo digital es una obligación, dado que ninguna economía podrá sobrevivir en un mundo cada vez más globalizado, interconectado y digitalizado si no supera con éxito esa transformación.

No vamos muy bien cuando la prioridad es ahora el registro de las horas en lugar de hablar y concretar planes de transformación digital y de gestión del cambio, que obliga innovar en los modelos de gestión laboral. El trabajo y los trabajadores de esta cuarta revolución industrial no serán los mismos como se han tenido hasta ahora. Estamos dejando pasar un tiempo que luego no va a volver. Empecemos hoy la transformación digital de nuestras fábricas y empresas y que el trabajo de Dani García, quién continúa preparando exquisita gastronomía, se pueda tomar como un referente.

 

Comentario