Blog

Ferran Pi Roca
23/05/2019
8TEAL No hay comentarios

Digitalización y talento en la Pyme

 

Cuando la tecnología avance todavía más

 

Uno de los retos que supone la digitalización es la de requerir puestos de trabajo digitales con fuerte componente de movilidad.

Ello significa que las personas se apoyen en su trabajo con nuevas tecnologías, se automaticen los procesos mejorando la productividad, disminuyendo tiempos y minimizando errores. Un entorno más sencillo y operativo, que aproveche tiempos muertos y que permita reducir desplazamientos o cerrar operaciones fuera de las instalaciones de la empresa.

El teletrabajo es también una de las alternativas que permite mejorar la productividad haciendo que las personas sean más eficientes y flexibles a la vez que pueden conciliar mejor su vida profesional y personal y estar más comprometidas. Los gerentes no tienen que tener miedo a que los trabajadores no hagan su trabajo si no los ven presencialmente sentados en sus sillas. Trabajan por objetivos. Por experiencia hay que controlar el exceso, no el déficit de trabajo.  Richard Branson, fundador del grupo Virgin dice: “Dentro de treinta años, cuando la tecnología avance todavía más, la gente mirará atrás y se preguntará por qué existían las oficinas”.

 

¿No lo sabemos todo?

 

El talento es valioso porque lo necesitamos para cumplir los objetivos de la digitalización, que son fundamentalmente tres: 1/ Mejorar las ventas y las relaciones con los clientes; 2/ Mejorar la productividad, buscando más eficiencia y flexibilidad y 3/ Conseguir más ahorro y control de las infraestructuras de nuestra empresa.

Y aunque todos sabemos que será necesaria formación en habilidades técnicas para el uso y, en ocasiones, también para el diseño de nuevas herramientas, y en actitudes, para enfocar la actividad diaria con nuevos valores propios de la era digital, también hay que recordar que una empresa no puede saberlo todo.

No se puede pretender que nuestro talento interno adquiera todas las competencias necesarias en poco tiempo y ejecute nuevas tareas y asuma nuevas responsabilidades por los proyectos que se necesitan llevar a cabo. La digitalización no espera y no todo se puede hacer “in house”.  En el ejemplo de Dani García que veíamos en un artículo anterior, vimos cómo se necesitó incorporar profesionales externos para la transformación de la empresa. Eran necesarios para alinear desafíos competitivos con las capacidades.

 

¿Los desafíos competitivos están alineados con nuestras capacidades?

 

Se trata de reducir la brecha que hay entre lo que quiero con lo que tengo para conseguirlo.

Eso significa que, para tener lo que queremos, necesitamos de un talento que no siempre lo tenemos dentro de casa. De la sabia combinación de talento interno y externo dependerá el éxito. Lo que tenemos que tener clara es la hoja de ruta que queremos seguir para adquirir capacidades competitivas, priorizar lo más importante para llevar a cabo la transformación y planificar una estrategia de talento que combine la formación con la captación de nuevo talento en sus distintas alternativas de acceso y contratación.

 

Inyectar talento a la vena de la Pyme

 

Inyectar talento cualificado es la receta para la Pyme para enfrentarse a la era digital o de la 4ª revolución:

  • Porque la Pyme tiene problemas, retos y proyectos que necesitan ser resueltos por los profesionales más cualificados.
  • Porque la Pyme necesita resultados eficientes y obtener competencias, habilidades y experiencia que no consigue siempre a través de su equipo.
  • Porque necesita reducir costos contratando talento sólo cuando el volumen o el tipo de trabajo lo requieran y con las debidas garantías.
  • Porque necesita flexibilidad: trabajar con proyectos concretos en el tiempo, con objetivos claros y resultados por fases o hitos.
  • Porque necesita una organización más ágil y eficiente, que evoluciona rápido y a mayores niveles de crecimiento y competitividad.

 

Las necesidades comienzan a ser tan específicas que a priori parece que no sea sencillo para una Pyme encontrar profesionales para proyectos muy concretos, o que resulta un coste demasiado elevado para las funciones de ese momento. Pero para la Pyme es también posible acceder a profesionales cualificados, sin necesidad de tenerlos en la plantilla interna. Para las empresas, acceder al mejor talento cuando se necesita es crítico y estratégico.

Con la digitalización se necesitan en verdad personas, profesionales que hagan funcionar los negocios y lleven a cabo los proyectos concretos. Los factores que impulsan esta avalancha de cambios son el trabajo inteligente/ flexible y la creciente demanda de equilibrio entre vida profesional y personal y satisfacción en el trabajo. Para que esta transformación funcione, es necesaria una revolución en las prácticas de gestión.

Los profesionales autónomos, cualificados y que trabajan en remoto* o en una combinación remota/presencial son una alternativa demostrada que aportan un valor incluso mayor a las expectativas pretendidas. (*Remoto: no se requiere oficina). Y no hay que confundir el trabajo autónomo con el trabajo precario. 

Para las pequeñas y medianas empresas, pescar en este mar aporta muchos beneficios que de otra manera no se podrían tener o exigirían un mayor esfuerzo. Esta oportunidad supone importantes ventajas:

  • Más conocimiento y experiencia. Un profesional experimentado es un tesoro porque suma talento a una tarea específica que se lleva a cabo en la empresa. Es una oportunidad que la Pyme no puede desaprovechar.
  • Ahorro de tiempo. Cuando contratamos a un profesional freelance, externalizamos una tarea que, de manera contraria, deberíamos asumir con nuestros propios medios. Eso quita tiempo para otras cuestiones que no pueden dejar de ser atendidas.
  • Ahorro de costes. La empresa que realiza contrataciones puntuales puede reducir los gastos en personal al contratar los servicios de un profesional para proyectos puntuales y puede hacerlo colaborando también con el equipo interno de la empresa. 

 

Si se hace una comparación rápida de la tarifa por hora de un empleado interno especializado frente a un profesional freelance cualificado y que puede trabajar en remoto, el beneficio económico se vuelve bastante obvio.

A través de una plataforma como 8TEAL se puede acceder a profesionales expertos en mucho menor tiempo de contratación (3 días de promedio se tarda en contratar a través del servicio online frente a los 43 días del modo tradicional). La tecnología está aquí y nunca ha sido más fácil acceder, trabajar y colaborar con profesionales cualificados aunque éstos no estén sentados en una silla en la oficina de nuestra empresa.

Se pueden conseguir beneficios en costes de estructura: reducir los costes operativos hasta un 40% y mayor posibilidad de extender la capacidad de inversión.

Efectivamente, eso no significa que los servicios proporcionados por estos profesionales sean menos que óptimos. Al contrario, están especializados en las tareas que ofrecen y tienen estándares altos de servicio y acceso. Es un talento que favorece la innovación abierta. Inyectan a la Pyme experiencia, conocimientos y habilidades valiosas.

 

Dos caminos

 

Cuando una persona quiere hacerse notar en el trabajo tiene dos caminos: Uno, hacer ruido. El otro es hacer progresos, realizar un trabajo excepcional. Por suerte para los profesionales remotos el “trabajo” es la medida que importa y por el que lo van a medir. Es la única medida. Aunque no siempre los “veamos” y oigamos su voz, el trabajo de estos profesionales habla alto y claro. Producen.

Los viejos hábitos se resisten a morir pero la digitalización ha venido para quedarse y nos trae nuevas formas de colaboración con el talento. La cuestión es si vamos a estar entre los primeros o entre los rezagados. El futuro ha llegado, sólo que no está repartido equitativamente. Para que lo esté hay que pasar a la acción.

Tom Peters nos dice: “Y usted, ¿está preparado? Si responde “sí”: felicidades, ¡es usted la excepción! (Quizás 1 de 100). Si su respuesta es “no”: ¿qué piensa hacer? ¿De aquí a seis meses? ¿En un año? ¿En dos? (Conteste con precisión). ¿Ha entendido que para poder aprovechar este maravilloso tsunami su empresa tendrá que pasar por una revolución “cultural” y “estratégica” absoluta? ¿Y entiende que esto se aplica a grandes y pequeñas empresas por igual?

 

 

8TEAL es una plataforma digital que soluciona el problema de las Pymes a acceder al talento cualificado. Ofrecemos todas las garantías a las Pymes para acceder y trabajar con excelentes profesionales en red y emprendedores autónomos . La ayudamos también a adquirir las nuevas prácticas de gestión laboral que hoy se necesitan.

Profesionales que aportan valor. Porque si no creas inputs en la empresa, te conviertes en output.

equipo@8teal.com

 

Bienvenido Cliente

Comentario